El ají es una planta fundamental en las comunidades indígenas amazónicas. Se siembra en la huerta cercana a la maloca o en el centro de la chagra pues es la energía vital de la misma. Es una planta asociada con la fuerza, por lo que es parte importante de la dieta cotidiana de hombres y mujeres.